El trabajo de la Sociedad Bíblica de Honduras tuvo sus inicios un antes que el Pastor Saúl Gómez fuera comisionado en 1957 para trabajar como Coordinador de la obra Bíblica en Honduras por la Sociedad Bíblica Americana.  Él desde aun antes servía, como se le ha llamado por años, como un colportor que viajaba a lomo de mula y a pie distribuyendo la Palabra casa por casa. En 1957 viajó a la ciudad de México al Instituto Penzotti para recibir capacitación para el inicio de lo que en un futuro sería la Sociedad Bíblica de Honduras. Fue en 1958 que Saúl Gómez inició el trabajo de la Sociedad Bíblica de Honduras contando con un deposito de Biblias dependiente de la Sociedad Bíblica Americana. En 1976 se constituyó la Sociedad Bíblica de Honduras como ministerio organizado y con identidad nacional.  En esa reunión asistieron personas de reconocido liderazgo representativas de distintas denominaciones quienes firmaron el acta constitutiva. En 1978 se le dio reconocimiento legal otorgándole la personería jurídica y aprobando sus estatutos. En 1982 se tuvo la inauguración del primer edificio en que la Sociedad Bíblica de Honduras ocupaba en ese entonces con un convenio de compra. Dicho edificio se ubicaba en la Primera Avenida de Comayagüela.  En 1994 el Secretario General Saúl Gómez anunció que deseaba jubilarse en1996.

Después de entrevistar a varios candidatos en diciembre de 1996 se ratificó la selección y comisión del Lic. Jorge S. Gómez como nuevo Secretario General. En el mismo evento se despidió al Pastor Saúl Gómez como Secretario General después de cuarenta años de servicio a la causa Bíblica.

Uno de los capítulos tristes y retadores para la Sociedad Bíblica de Honduras fue el año de 1998 cuando la Sociedad Bíblica de Honduras perdió toda su historia escrita, actas de Junta Directiva y asambleas así como archivos históricos a raíz del paso del Huracán Mitch por Honduras.  El edificio sede de SBH el cual estaba ubicado al margen de un río que atraviesa la ciudad fue inundado en tres de sus cuatro plantas quedando este inservible para uso futuro.  Esto obligó al personal a buscar un nuevo local en la ciudad. Se alquiló un edificio hasta el año 2003 fecha en que se pudo construir un nuevo edificio.

 

En el 2003 la Sociedad Bíblica de Honduras se pasó al nuevo edificio como sede donde ha operado hasta el presente. El edificio fue construido con la ayuda de diferentes Sociedades Bíblicas alrededor del mundo junto a la inversión que la Sociedad Bíblica de Honduras pudo hacer. El edificio como la Sociedad Bíblica se han vuelto un icono en la ciudad donde diferentes empresas, ONG’s y  organismos de gobierno se reúnen en nuestras instalaciones. Es aquí donde se realizan eventos. Es el deseo de la Sociedad Bíblica que estos clientes se vuelvan poco a poco comprometidos con la causa Bíblica. Que al estar aquí ellos puedan ayudar a financiar los proyectos que promueven un cambio de vida en nuestro país. El edificio ademas de ser un icono en la ciudad se ha vuelto un medio por el cual podemos continuar la misión de lograr la mas amplia distribución de la Palabra en todo formato que nuestra población requiera.