Cuando Tienes Ganas de Gritar

gritar

Paquete de 100 unidades.

Un tratado evangelístico basado en el ciego Bartimeo:

1- Era tal su condición que Bartimeo tuvo ganas de gritar.

2- Bartimeo tiró su manto y de un salto se puso de pie para acercarse a Jesús.

3- Jesús sí atendió al grito de Bartimeo.

Cada uno de los puntos anteriores se acompaña con sus respectivos versos bíblicos.

Lista de los comentarios:
No hay comentarios escritos todavía.
Votar:

Dar su consejo sobre este tema:

Nombre de usuario: